Este blog no pretende ser una recopilación de páginas relativas al mundo de la educación, para eso ya existen muchas webs que cumplen de sobra con esta función. Mi única pretensión es compartir mis experiencias y aprendizaje en este campo tan fascisnante de la psicopedagogia

Seguidores

ENTRA EN LA NUEVA PAGINA DE GUIAS PRACTICAS

29 de enero de 2011

Dislexia

La dislexia es el trastorno del aprendizaje más frecuente entre la población infantil. En el DSMIV la dislexia viene enmarcada dentro de los trastornos del aprendizaje con el nombre de trastorno de la lectura; los criterios que la definen se refieren en la tabla siguiente:

Trastorno de la lectura (DSMIV).

A. El nivel de lectura, medido individualmente por tests estandarizados de capacidad lectora o comprensión, está sustancialmente por debajo de lo esperado con relación a la edad cronológica, a la inteligencia medida y a la educación apropiada para la edad.

B. El problema del criterio A interfiere significativamente con el rendimiento académico o las actividades diarias que requieran habilidades lectoras.

C. Si existe un déficit sensorial, las dificultades para la lectura son superiores a las que habitualmente van asociadas con dicho déficit.

En el CIE10, de forma similar al DSMIV, se establecen como pautas para el diagnóstico que el rendimiento en la lectura debe ser significativamente inferior al nivel esperado de acuerdo con la edad, la inteligencia general y el nivel escolar. Según este sistema de clasificación, el mejor modo para evaluar la capacidad lectora es la aplicación, de forma individual, de tests estandarizados de lectura. Además, se señala que en las fases tempranas del aprendizaje de la escritura alfabética pueden presentarse dificultades para recitar el alfabeto, para realizar rimas simples, para denominar correctamente las letras y para analizar o categorizar los sonidos, a pesar de una agudeza auditiva normal. Más tarde, pueden presentarse errores en la lectura oral, como por ejemplo:
– Omisiones, sustituciones, distorsiones o adiciones de palabras o partes de palabras.
– Lentitud.
– Falsos arranques, largas vacilaciones o pérdidas del sitio del texto en el que se estaba   leyendo.
– Inversiones de palabras en frases o de letras dentro de palabras.

También pueden presentarse déficit de la comprensión de la lectura, como las siguientes:

– Incapacidad de recordar lo leído.
– Incapacidad de extraer conclusiones o inferencias del material leído.
– Recurrir a los conocimientos generales, más que a la información obtenida de una lectura concreta, para contestar a preguntas sobre ella.

¿ Que recomendaciones en la escuela son útiles para el niño disléxico?

Es muy importante que todo niño disléxico reciba tratamiento específico. Pero este será insuficiente si al mismo tiempo no se atienda en el aula.

La atención escolar pasa en primer lugar por la comprensión del trastorno. No son buenas las medidas sobreprotectoras, así como actitudes que no estén basadas en el hecho de que la dislexia es un trastorno biológico, el problema del niño por tanto no viene condicionado por una falta de motivación o pereza.

Si se pretende optimizar el rendimiento, al tiempo que se intenta evitar problemas de frustración y pérdida de autoestima, muy frecuentes entre los niños disléxicos, hay una serie de recomendaciones que seria bueno tener en cuenta:

  • Dar a entender al alumno que se conoce el problema y que se hará todo lo posible para prestarle ayuda.
  • Hacerle sentar en las primeras filas, cerca del profesor, para prestarle la mejor ayuda.
  • Se le debe ayudar a pronunciar correctamente las palabras. No utilizar el método "global", para el aprendizaje de la lectura. No se debe pretender que alcance un nivel lector igual al de los otros niños.
  • Prestarle una atención especial y animarle a preguntar cuando tenga alguna duda. Se debe comprobar siempre que ha entendido el material escrito recibido. Se debe comprobar que el material que se le ofrece para leer es apropiado para su nivel lector.
  • Se deben valorar los trabajos por su contenido, no por los errores de escritura.
  • Siempre que sea posible se deben realizar las valoraciones oralmente.
  • Se debe recordar que requiere más tiempo que los demás para terminar sus tareas.
  • Se deben tratar de destacar los aspectos positivos en su trabajo.
  • Se debe evitar que tenga que leer en público.
  • Se deben valorar los progresos de acuerdo con su esfuerzo, no con el nivel del resto de la clase.
  • Se le debe permitir, si le resulta útil, el uso de la calculadora y grabaciones. Se le deber permitir el uso de medios informáticos y el uso de correctores ortográficos. Se le debe enseñar a tomar apuntes mediante notas breves, que sinteticen el contenido de una explicación.
  • Se le deben poner menos deberes de lectura y escritura. Siempre que sea posible no se le deben hacer copiar grandes "parrafadas" de la pizarra si es posible darle una fotocopia.
  • No se le debe ridiculizar nunca.
  • En una prueba escrita no se le deben corregir todos los errores de escritura. No se el debe hacer repetir un trabajo escrito por el echo de haberlo hecho mal. Se debe aceptar que se distraiga con mayor facilidad que los demás, puesto que la lectura le comporta un sobreesfuerzo.
  • Debe ser tomado en consideración que escuchar y escribir simultáneamente puede resultar muy difícil.


    1 comentario:

    1. Muy, pero muy interesante tu blog Me ha encantado. Esta muy completo. Te mando un beso grande y te dejo mi blog por si quieres conocerlo http://burbujitaas.blogspot.com

      Un abrazo!

      Bere

      ResponderEliminar