Este blog no pretende ser una recopilación de páginas relativas al mundo de la educación, para eso ya existen muchas webs que cumplen de sobra con esta función. Mi única pretensión es compartir mis experiencias y aprendizaje en este campo tan fascisnante de la psicopedagogia

Seguidores

ENTRA EN LA NUEVA PAGINA DE GUIAS PRACTICAS

27 de diciembre de 2012

El final del primer trimestre .... TDAH


Llega el final del primer trimestre y con el las notas…  ante este primer obstáculo para muchos niños diagnosticados o no llega un momento en que les resulta mas sencillo abandonar y asumir que "no pueden" que seguir intentándolo y fracasar.

Los padres deben tener conciencia de que tendrán que educar a un niño desconcertante porque será inteligente y cariñoso, pero también más inmaduro en todo lo que se refiera a las funciones asociadas al lóbulo frontal.


En casa, no hay que desesperarse, toca  ser pacientes, reajustar las demandas a la capacidad real de niño, plantearse objetivos concretos y tener una actitud vital y positiva ayudándoles a destacar sus logros.

 
El niño con TDAH debe tener una rutina clara y constante. A los padres les favorece crear estas rutinas porque les ayuda a ellos mismos a estar más centrados. Además,  el niño se siente más tranquilo, se comporta mejor, cuestiona menos lo que debe hacer y la vida familiar se hace menos estresante.

 
Los deberes condicionan muchísimo y de forma muy grave, Una hora de deberes para un niño sin TDAH se convierte en 3 horas para un niño con TDAH porque está agotado, Si a las tareas habituales hay que añadir, los trabajos no terminados en clase y las tareas que necesita reforzar (normalmente, lectura, caligrafía o matemáticas…), los deberes se convierten en una pesadilla para el niño y su familia. Son un motivo de sanciones constantes porque olvidó apuntarlos o traer el libro, porque no quiso hacerlos, los realizó mal o bien pero con mala presentación. Es el factor que en mayor medida desgasta la convivencia en el ámbito familiar.  Por no hablar del enorme poder que tiene una nota en el cuaderno.....

 A veces como necesitan dedicar tanto tiempo a los deberes les impide hacer actividades extraescolares, muy importantes en mi opinión para estos niños, ya que representan  un respiro para el, la posibilidad de desarrollar habilidades para los que realmente valen y que les hacen sentir, por una vez a la semana, válidos y relajados.

No hay que olvidar la importancia de un buen diagnostico, pero por si solo no tendrá ningún efecto. Una vez establecido el diagnóstico, se dispone de diversas opciones de tratamiento, incluyendo tratamiento conductual, programas de educación especial y medicación.  En mi opinión el que esta dando mas resultados es el multimodal, un programa multidisciplinar, adaptado a las características individuales del niño, como el sexo o la edad, y a agentes externos como el entorno familiar y social.

Existen distintos abordajes terapéuticos para tratar el TDAH, pero el tratamiento multimodal es el que ofrece mejores resultados. Esto supone la inclusión de padres, profesores, médicos y psicólogos en todos los niveles de la terapia. Teniendo esto en cuenta, se coordinan simultáneamente tratamientos de tipo: Farmacológico, Psicológico, Psicopedagógico

Ninguna de estas intervenciones es exclusiva; no puede, ni debe sustituir a las demás.

Fundamental que los padres y maestros formen parte en el tratamiento del niño con un refuerzo positivo de las buenas conductas, animándole  pero  siendo coherentes i inflexible en lo que se refiere a conductas inaceptables.

  
Ref. : http://www.elbebe.com

11 de diciembre de 2012

ATENCION A LA DIVERSIDAD


La mayoría de profesores aceptan, al menos teóricamente, que sus alumnos presentan diferencias individuales. La diversidad es parte inherente de todo grupo humano ya que son múltiples los factores que hacen que los individuos difieran entre sí.

 
En todas las aulas nos encontramos con alumnos que les gusta trabajar en grupo, otros que les gusta más trabajar solos, unos  son muy independientes mientras que otros reclaman atención constante, otros son lentos y meticulosos mientras que otros son rápidos y creativos… no es fácil el trabajo docente, no es mi intención hacer una crítica y menos en los tiempos que corren con la crisis económica que hace que los recursos con los que cuentan las escuelas sean casi exclusivamente personales  a demás de escasos.

 
Las características personales son importantes a la hora de  aprender, y en principio, ni son ventajas ni desventajas. Son diferencias entre las personas que hacen que los grupos humanos sean distintos diversos, es la base de la riqueza de cualquier grupo.
 

Me gusta pensar que cuando  hablamos de alumnos/as singulares y diversos, estamos hablando  de personas con una  historia, unas características, unos estilos de aprendizaje, unos intereses, unas capacidades y unos conocimientos  diversos.

El motivo de este articulo viene a raíz de una entrevista con una profesora, ella a principio de curso cuando hacen el traspaso de información   los profesores a priori no quiere que le digan nada de los alumnos que va  a tener en el curso próximo,  ni positivo ni negativo,  con el fin de no tener una idea previa que condicione su percepción. Me pareció una buena practica que ojala se diera mas a menudo.
 

Otro punto importante  de la entrevista fue el destacar los aspectos positivos del niño  en lugar de los negativos, buscar la mejor manera de enseñar en lugar de que el problema lo tenga el niño si no entiende  “su manera de enseñar”.
 
En definitiva NO ETIQUETAR y facilitar el aprendizaje,  cuantas  veces nos encontramos con frases como estas:
Atender a la diversidad exige enriquecer la experiencia personal, ser conscientes de las actitudes que mantenemos en  el quehacer diario y adaptarlo a las circunstancias de la clase.

27 de noviembre de 2012

TRASTORNO DE EXPRESION ESCRITA Y TDAH


 
Las manifestaciones deficientes de muchos niños con TDAH hacen referencia a la expresión en el nivel escrito.

Diremos que hay un trastorno de expresión escrita cuando el alumno presenta dificultades en las habilidades de escritura tales como la comprensión de la gramática y la puntuación, la ortografía y la acentuación correcta, la organización de párrafos para componer información escrita.

Los alumnos con TDAH  suele costarles mucho escribir y son poco cuidadosos tanto en el trazo como en la ortografía. Además muchos tienen problemas para guardar el margen. Otros escriben tan rápido que es ilegible.

Hay que diferenciar este trastorno de la DISGRAFIA ya que esta  última se refiere simplemente  a un trazado manual de la escritura muy deficiente.

Según el DSM-IV, el trastorno del lenguaje escrito suele ir acompañado de múltiples errores en la ortografía  y de una grafía muy deficiente. Según el  DSM-IV no debe diagnosticarse este trastorno si solo presenta errores en la ortografía o una mala caligrafía en ausencia de cualquier otro problema en la expresión escrita.

Los problemas de ortografía solos pueden indicar un problema de la lectura; una mala caligrafía podría clasificarse  como un trastorno del desarrollo de la coordinación.

El niño  con TDAH suele presentar  en sus producciones escritas problemas relacionados con la digrafía y la disortografia.

La disortografia puede se de tres tipos diferentes dependiendo de la base del problema subyacente: digrafía disléxica, digrafía debido a la torpeza motora y digrafía debido a problemas de discriminación espacial.

LA REEDUCACION DE LA DIGRAFÍA EN ALUMNOS CON TDAH

En los niños con TDAH una de las manifestaciones más frecuentes es la alteración y las dificultades que tienen a la hora de escribir. Su incapacidad para controlar sus movimientos hace que su escritura resulte impulsiva, arrítmica, con una espaciación e inclinación variables y con diferentes tamaños de letra dentro de un mismo texto. Además de lo observable, en muchas ocasiones, una fuerte presión en el papel.

Lo primero que debemos hacer para ayudarle es  COMPRENSION, no descalificarlo.

 Reducación grafomotora

La reeducación grafomotora intenta mejorar y/o corregir dichos movimientos gráficos necesarios para la escritura.

La base de la educación grafomotora es la psicomotricidad fina, por lo que previamente deben realizarse actividades para desarrollar la destreza de las manos y de los dedos, así como la coordinación visomanual.

Su misión no es rectificar los trastornos de letra  sino corregir los movimientos básicos que intervienen en la escritura como por ejemplo:

-         Control de líneas rectas : para que el niño controle trazos rectos :

o   Ejercicios con pincel, para mejorar los trastornos de presión, ejercicios con trazos horizontales, verticales, en zig-zag.

o   Realizar los ejercicios sobre pautas, las pautas pueden tener ejercicios de dificultad creciente.

o   Ejercicios sobre folios en blanco, siguiendo series de dibujos en orden de dificultad creciente ej.  Completando los barrotes de una cerca ….

o   Ejercicios con cuadrículas , las cuadriculas en un principio serán grandes, para ir disminuyendo de manera progresiva. Primero se empieza trazando diagonales, para pasar a dibujar figuras sencillas, después más complejas, incluso figuras simétricas.

-         Ejercicios de  curvas y onduladas. Permiten la reducación en el trazo de las letras de trazo curvo.

o   Ejercicios de ondas con diferentes posiciones, arriba, olas de mar, da igual el tamaño o alternando ondas grandes con pequeñas.

o   Bucles , ascendentes, descendentes, alternantes, sobre una línea.

La educación de la letra :  al comenzar el proceso de la escritura, antes de empezar a utilizar la escritura de letras en papel , muchas veces se trabaja para que no adquieran vicios en el trazo, ejercicios como la reproducción del modelo de cada letra de la pizarra en el aire ( con los ojos abiertos y cerrados) siguiendo con el dedo en letras de diferente textura ( tela, lija…) dibujándolas en una caja de arena, construyéndolas con plastelina… después ya pasamos al papel .

Para un niño con TDAH tendremos en cuenta :

-         Trastorno de inclinación de letras, palabras o de todo el renglón por los que podemos corregir estos errores haciendo dibujar al niño líneas paralelas a pulso sobre la hoja o hacer que recorte tiras de un folio paralelas.

-         Trastono de proporción, ya que en muchas ocasiones encontramos letras de diferentes tamaños en un texto, facilitar pautas de dobre pauta harán que el niño tenga un mejor control de su escritura.

-         Tratorno de la letra no ligada que supone una menor velocidad escritora, para corregir se puede ejercitar repasando palabras sin levantar el bolígrafo, realizar copias cortas caligráficas con pautas o proponer palabras con letras separadas para que el niño las pueda unir.

-         Presión incorrecta del papel, la utilización de minas blandas puede ser una solución.

-         Espacios desiguales entre palabras, las cuadriculas facilitan la labor haciendo que  separe las palabras   cada dos o tres cuadriculas.

RECURSOS :

Este formulario permite crear hojas en formato pdf de los clásicos ejercicios de copia (hasta 10.000 caracteres):


 
 
BIBLIOGRAFIA : HORSORI MONOGRAFICOS, Dicatica escolar para alumnos con TDAH , Angel Mª Casajús.

 

 

26 de noviembre de 2012

Blog Co2 Neutral

Planta un árbol de forma gratuita y convierte tu blog en “Co2 neutral”
 
La iniciativa medioambiental, llevada a cabo por Geniale.es, se propone eliminar las emisiones de Co2 de tu blog plantando un árbol en una zona con riesgo de desertificación y que, gracias a la publicación de catálogos online, se propone reducir el desperdicio de papel.
 
"Mi blog es de carbono neutral" es una iniciativa que tiene como objetivo el de anular las emisiones de dióxido de carbono.     Plantando un árbol para anular la producción de dióxido de carbono que produce tu blog, de esa manera las emisiones quedarán anuladas por un tiempo correspondiente ¡a 50 años.
 
 
 
 
 

14 de noviembre de 2012

El TDAH en la adolescencia


“la etapa CRÍTICA”.

La adolescencia implica cambios físicos y emocionales y también cambios en la organización y relaciones familiares, si bien suele ser una etapa difícil por regla general,  para un  chico o chica con TDAH puede ser mucho más complicada.

Los adolescentes en general ven incrementada su impulsividad  en el caso de niños con TDAH más, tienden una mayor tendencia desafiar las normas, necesitan autoafirmarse, separarse mentalmente de sus padres. Los adolescentes hiperactivos son especialmente vulnerables al consumo las drogas, o conductas poco adecuadas  (como consecuencia de la dificultad de analizar las consecuencias a medio y largo plazo).

Además de las dificultades relacionadas con la edad adolescente, los contenidos académicos son más complejos, más abstractos. Parte del aprendizaje en la educación primaria es aprendizaje de herramientas (como la lectura, la escritura, el cálculo). En secundaria, se aprenden contenidos, para lo cual es necesario dominar las herramientas de aprendizaje y tener suficiente capacidad de concentración como para estudiar. Cuando estas fallan, el esfuerzo para aprender es mucho mayor, y el adolescente va perdiendo interés por el estudio.
Las reglas principales para  los niños TDAH sigue siendo valida para los adolescentes:
Entre las estrategias principales que sirven tanto en casa como en el colegio cabe mencionar:
-Ser coherente. Establezca que las expectativas sobre la conducta se aplican igual al ámbito doméstico que al escolar
-Reforzar las conductas positivas. Los comentarios positivos ante situaciones de buen comportamiento en casa o en el colegio pueden favorecer la repetición y mejorar la autoestima del niño.
- Exponer las consecuencias claras del mal comportamiento. Las consecuencias del comportamiento inadecuado deben ser coherentes y pertinentes, y deben comunicarse con claridad ya no es un niño y debe entender las repercusiones de su comportamiento.
 
-Actuar de inmediato. Es necesario dar una respuesta a los comportamientos tanto inadecuados como adecuados tan pronto como se produzcan, de manera que pueda establecer una relación clara entre ambos
-Facilitar comentarios sobre la conducta. Ofrecer comentarios frecuentes sobre todos los aspectos de su comportamiento puede ayudarle a conocer bien las consecuencias positivas y negativas, así como a saber exactamente lo que ha hecho mal.
- Garantizar la repetición. Repetir los comentarios sobre las consecuencias de un comportamiento bueno o malo es necesario en el caso de los niños con TDAH, y en este punto debe haber coherencia entre los padres/cuidadores y el colegio
- Cambiar las recompensas y las consecuencias en caso necesario. Sea flexible y vaya cambiando las recompensas y consecuencias por su comportamiento  para así estimularle y evitar el aburrimiento
- Ser persistente. Cambiar la conducta de un niño en casa o en el colegio puede llevar tiempo, de manera que es fundamental mantenerse firme para que se produzca una modificación a largo plazo.
Pero además, ellos demandan más autonomía, para que no se generen conflictos, esa autonomía hay que  gestionarla,  por lo que hay que tener en cuenta que hay que:
-  Facilitarles  una apropiada búsqueda de independencia para dar a los adolescentes gradualmente más libertad en respuesta a su demostración de responsabilidad. Una manera de hacerlo, es estableciendo una meta de comportamiento, y dividirla en pequeñas unidades, con el objetivo de ir modelando cada comportamiento antes de dar el siguiente paso después de que el adolescente demostró su responsabilidad.
- Mantener una adecuada estructura y supervisión, en principio se debe seguir manteniendo la supervisión, pero que no se convierte en una fuente de conflicto,  el pacto para una  meta de comportamiento suele dar resultados positivos.
 
- Establecer las "reglas fundamentales" para vivir en la casa y reforzarlas constantemente. En relación a la disciplina, los padres necesitan dividir las cosas que pueden negociarse y las que no. Hay una diferencia importante entre las cosas que pueden manejarse democráticamente y las que no.
De las que son negociables es conveniente contar con la opinión del adolescente, ya que hay más posibilidades de que los adolescentes cumplan con las reglas y regulaciones que ayudaron a establecer
 
 

BIBLIOGRAFIA :


 
- Guia de detecció i intervenció del COPC

6 de noviembre de 2012

Niños competentes


Educamos a los niños para que sean competentes?
 

El otro día  coversando con las compañeras sobre el objetivo de la escuela de padres, lo que pretendíamos transmitir, cayó en nuestras manos  el artículo de  Carme Thió de Pol. Psicóloga y asesora escolar y familiar que suscribo  y comparto con vosotros.

Uno de los objetivos de la educación pasa por  enseñar a los niños para que sean competentes, responsables y con criterio propio.

 
¿Cómo pueden conseguir este objetivo las familias?

 
Estableciendo unas relaciones con los niños basadas en tres ejes fundamentales de la educación:  

 
AFECTO:

Estimación explícita, con palabras, con contacto físico, pero también con la aceptación de tal y como son y de la dedicación que necesitan; con un trato que transmita: “me gusta como eres, me gusta estar contigo”...,"

Me interesas:   “ qué dices, qué piensas, qué sientes...",

De generosidad:  “ me importa que te sientas bien..." y disfrutando con los niños de su proceso de aprendizaje y de nuestro acompañamiento en el día a día.

 Un ingrediente de la estimación es el respeto, que implica:

 - Dejar a un lado  los tópicos y acercarse a cada niño sin prejuicios. Al  escuchar e intentar entender sus razones permito poder conocer la de verdad y, en consecuencia, entenderla.

 - Tener  en cuenta opiniones, gustos, sentimientos y emociones de los niños y aceptarlos, sin dejar por ello de  poner límites a sus deseos, ni hacer siempre el que quieran.

- No etiquetarlos. Hace falta diferenciar la persona de lo que hace y evitar identificar la conducta con la persona, es decir, criticar, si hace falta lo qué se ha hecho o dejado de hacer, nunca la persona. Por ejemplo: "esto es una tontería y no eres un tonto" .
 

 La etiqueta condena y a la vez justifica, hiere la autoestima. Criticar la acción deja la puerta abierta para la rectificación y la mejora.

 
- No ofenderlos hablando de ellos delante suyo, no regañarlos en público.

- No engañarlos así podrán  ir elaborando recursos por afrontar las dificultades y conflictos y, a la vez, por salvaguardar la confianza. Un niño o joven que no puede confiar con sus adultos de referencia está perdido, no podrá confiar con nadie.

 - Confiar en sus capacidades de aprender y de esforzarse; en sus ganas de hacer bien. La confianza de los otros nos da fuerza, nos estimula y nos empuja. Nadie quiere defraudar la confianza de las personas que quiere. Es como una joya a preservar y cultivar en las relaciones entre las personas, tengan la edad que tengan.

 
El afecto, el trato que recibimos, refleja la imagen que los demás tienen de nosotros (espejo) y contribuye a nuestra autoestima, pero no  hay que confundir querer con mimar y consentir, que son actitudes que producen insatisfacción, intolerancia... o con sobreproteger, que trae a establecer relaciones de dependencia, y provocan inseguridad, irresponsabilidad y, en definitiva, a la fragilidad emocional.
 

 AUTONOMÍA:
 
Es la  habilidad  de  hacer, capacidad de iniciativa, ganas de hacer por uno mismo. Adquirir autonomía es esencial para:


- Adquirir una buena autoestima -> condición por el aprendizaje

- la afirmación de la propia identidad -> menor necesidad de confrontación con el adulto

- poder aprender a ser responsables

- adquirir actitudes necesarias por el aprendizaje -> vivencia positiva del esfuerzo, constancia, tenacidad, iniciativa...

- Para adquirir habilidades, conocimiento y desarrollar procedimientos de aprendizaje

- poder desarrollar una personalidad propia e independiente-> criaturas y jóvenes capaces, competentes con criterio propio .
 

Para conseguir  autonomía  hace falta darles la oportunidad de actuar (no hacer, no pensar, ni decidir por ellos), de intentar, de probar y de equivocarse.


Ponerlos en situación de escoger, tratarlos con paciencia por darles tiempo para hacer y para aprender a hacer (las prisas son enemigas de los aprendizajes)... Exigirles aquello que puedan, pero no aquello que no pueden. Aceptar sus errores y permitir que se equivoquen y que prueben.

La sobreprotección resta oportunidades de aprendizaje.

La autonomía significa aprender a actuar por un mismo, con discernimiento, por lo tanto no confundirla con ausencia de límites o de pautas.

 
AUTORIDAD:

 
Los adultos son el punto de referencia. La guía de los adultos protege los niños y adolescentes del mundo y de si mismos, les da seguridad.

Importante para:

 - Aprender a contener los impulsos -> tolerancia, autoregulació…

- Diferenciar bueno / malo ; bien / mal ;

- Aprender pautas, valores y normas sociales

- por construir una relación de respeto... -> aprender a situarse


Una autoridad competente:


- Pone los límites necesarios con energía, constancia y coherencia, con el convencimiento que el niño los aceptará, entre otras cosas, porque él también confía con nosotros.

 - Cumple aquello que prometo y da pautas claras y razonadas (evita el no sistemático...), explica 1 o 2 veces, no más; es flexible y rectifica cuando se ha equivocado y no está todo el día encima de las criaturas (no ser demasiadas "controladores”)-> la preocupación de los padres es la no preocupación de los hijos.

Hay que entender que los niños  están aprendiendo y que muchas veces actúan mal porque no saben.

 - No delegue  la autoridad (maestro, médico, guardia) y deja que reciban las consecuencias de sus acciones, positivas (satisfacción por la cosa bien hazaña), o negativas (insatisfacción por la cosa mal hazaña), evitando premios y castigos que interfieren la concienciación de estos sentimientos y son poco eficaces desde una perspectiva educativa.
 

 La autodisciplina y la responsabilidad se van adquiriendo con la experiencia de ir dándose cuenta de las repercusiones de las conductas.


 - Actúa con empatía. No confundir empatía con hacer el lo que les guste o lo que quieran, sino entender y aceptar que les cuesta, que quizás no les gusta, que quizás no quieran...


La comprensión de los sentimientos (la empatía) ayuda a enfrentar en mejores condiciones las dificultades y estimula a superarlas. La carencia de autoridad provoca agresividad contra el adulto, maltrato, poco respeto. Los niños quieren y respetan más las personas que los ayudan a contenerse y que los ponen límites claros,  porque les dan seguridad.

Las relaciones que se establecen son mucho más gratificantes y positivas.

 

 Bibliografia : Extracto entrevista a Carme Thió de Pol. Psicóloga y asesora escolar y familiar