Estse blog no pretende ser una recopilación de páginas relativas al mundo de la educación, para eso ya existen muchas webs que cumplen de sobra con esta función. Mi única pretensión es compartir mi proceso de aprendizaje en este campo tan fascisnante de la psicopedagog

Seguidores

ENTRA EN LA NUEVA PAGINA DE GUIAS PRACTICAS

Actualidad

Loading...
Loading...

28 de noviembre de 2011

DESARROLLAR LAS CAPACIDADES DE ESTUDIO

La solidez de las capacidades de estudio en casa y en el colegio es fundamental para que el aprendizaje sea eficaz. Los niños con TDAH suelen tardar más en terminar sus deberes que otros niños, en consecuencia, puede ser útil que los padres y profesores controlen los aspectos siguientes:
- Cantidad de deberes que el niño puede hacer
- Posibles actividades alternativas para realizar en casa con las que el niño pueda alcanzar los mismos objetivos de aprendizaje.

- Capacidad: Comprender instrucciones

La comprensión incorrecta puede ser un problema para los niños con TDAH. Aunque a algunos les resultan más fáciles de seguir las instrucciones verbales, otros prefieren instrucciones por escrito e imágenes.
- Recomendaciones para prestar apoyo: Facilite instrucciones tanto por escrito como verbales. Subdivida las instrucciones en pasos sencillos y formule preguntas para verificar que las han entendido completamente.

- Capacidad: Lectura
Los niños con TDAH pueden tener dificultades para leer. La causa puede ser su facilidad para distraerse o su dificultad para concentrarse, o bien un problema concreto para la lectura, como la dislexia.
- Recomendaciones para prestar apoyo: Los padres: Tómense su tiempo para estar con su hijo y escucharle mientras lee materiales que le resultan interesantes. Procuren que el niño practique el máximo posible. Vean la versión cinematográfica de una novela; esto puede estimular el pensamiento y animar al niño a leer la novela o a leer otros libros del mismo autor.
Si el niño sigue teniendo dificultades para leer, consulten en el colegio si disponen de pruebas específicas para los trastornos en relación con la lectura. El profesor: ¿Puede prestarle algún otro tipo de apoyo para ayudarle con la lectura? Es aconsejable evitar situaciones incómodas, como pedir al niño que lea delante de la clase

- Capacidad: Escritura
La escritura puede resultar difícil para muchos niños, y si resulta ilegible puede ser motivo de malas calificaciones, aunque el contenido sea correcto. La falta de destreza en la escritura puede deberse a un problema de coordinación, o simplemente a falta de concentración. También podría ser sólo una muestra de falta de interés y un posible motivo para comprobar si existe disgrafía.
- Recomendaciones para prestar apoyo: Cerciórese de que la altura a la que se sienta el niño a la mesa es la adecuada para propiciar una escritura más correcta. Reserve tiempo para que el niño haga ejercicios de caligrafía. Felicítele cuando observe cualquier mejora. Anime a los padres a realizar un estudio de la escritura con un terapeuta ocupacional. Si el problema persiste, permita que el niño mecanografíe todos los trabajos escolares, lo que también ayudará en el terreno de la concentración.

- Capacidad: Mantenimiento de la atención
Mantener la atención y la concentración puede ser una de las mayores dificultades para un niño con TDAH
- Recomendaciones para prestar apoyo: Procure que el entorno de aprendizaje sea estimulante e interesante Las tareas cortas y centradas ayudarán a que el niño participe Realice muchas pausas breves y anime a los alumnos a que hagan ejercicio durante las mismas Haga preguntas y premie a los que hayan prestado atención.


- Capacidad: Cumplimiento de las normas
Cumplir las normas puede ser un problema. Algunos niños con TDAH pueden: tener dificultades para entender o recordar normas no ser capaces de analizar las consecuencias de sus actos impulsivos.
- Recomendaciones para prestar apoyo: Asegúrese de que las normas están expuestas con claridad Si es posible, utilice signos o imágenes para que las normas resulten más fáciles de ver, comprender y recordar Haga referencia a las normas y repítalas periódicamente Comente con el niño la importancia de cumplir las normas y las consecuencias de no cumplirlas Felicite al niño cuando siga una norma, aunque sea por poco tiempo Céntrese en el comportamiento positivo y los niños cumplirán las normas antes que con reprimendas o castigos.

- Capacidad: Comenzar una tarea
Iniciar una tarea puede resultar en ocasiones difícil para un niño con TDAH, en especial si el ámbito al que pertenece no le interesa.
- Recomendaciones para prestar apoyo: Ofrézcale una motivación concreta para realizar la actividad Enseñe al niño cómo superar los obstáculos que le impiden empezar la tarea Empiece la tarea usted mismo, por ejemplo, escriba la primera frase en la pizarra y pida al niño que continúe Proponga a la clase un intercambio de ideas y escriba las propuestas en la pizarra Muéstreles un vídeo breve sobre la cuestión y hágales preguntas. Por último, pídales que escriban un resumen Pida a los niños que ejerciten la escritura libre para que liberen su creatividad.

Realizar los deberes

Los padres/cuidadores pueden desempeñar una función esencial para ayudar al niño con TDAH a realizar los deberes y entregarlos en el colegio. Los consejos siguientes ofrecen algunas ideas prácticas para ayudar a su hijo con los deberes. Gestión del tiempo:

Debe comenzar por lo más difícil. Anime a su hijo a que realice primero las tareas más difíciles. Si se deja lo más fácil para el final, puede que aún quede cierta capacidad de concentración
Haga pausas. A su hijo le beneficiará descansar cinco minutos cada media hora,
Establezca rutinas para los deberes. Al igual que sucede con el resto de los niños, ponerse a hacer los deberes puede ser difícil por el cansancio de la jornada escolar, o porque hay otras cosas más interesantes que hacer. Tal vez sea de utilidad establecer un ritmo de tareas en el que las actividades como jugar o ver la televisión se utilicen como recompensas.
Utilice tarjetas con los puntos clave. Durante la revisión previa a un examen, utilice tarjetas en las que haya anotado los puntos más importantes y así desglosar la información en apartados de menor tamaño, más fáciles de recordar.
Divida las tareas más grandes. Dividir en apartados más pequeños las tareas facilita su realización. Coloque un calendario en la pared que refleje la fecha en que se debe finalizar cada una .
Herramientas de organización:
Utilice un libro para los deberes. Debe incluir en él información detallada de las tareas que debe realizar el niño, los recursos necesarios y la fecha en la que tiene que entregarlas. Las tareas finalizadas debe firmarlas tanto el progenitor como el profesor, de modo que constituyen una manera práctica de trabajar en colaboración. Esto puede ayudar a su hijo a asumir responsabilidad y establecer prioridades
Utilice las notas de aviso del teléfono móvil. Configure una nota de aviso en el teléfono móvil de su hijo para que suene antes de que salga del colegio y le recuerde la entrega de los deberes
Reserve un lugar para hacer los deberes. Establezca una zona, preferiblemente una mesa, destinada sólo a hacer las tareas escolares. Anime a su hijo a que mantenga la zona recogida, de modo que no sea necesario perder tiempo para organizarla antes de ponerse a hacer los deberes. También es mejor que su hijo haga sus tareas en un sitio en el que pueda vigilarle.
Utilice una bandeja. Anime a su hijo a que vacíe la mochila en una bandeja todos los días al volver del colegio. La consulta del libro para los deberes le permitirá decidir qué materiales necesita para las tareas asignadas ese día y cuáles tiene que entregar más tarde
Ayúdele en la devolución de la tarea al profesor. Anime a su hijo a que use una carpeta específica para las tareas finalizadas. Esto le permitirá a usted verificar al día siguiente, antes de que su hijo se vaya al colegio, si la carpeta está en la mochila
Sistemas de recompensa:
Acuerden una recompensa. Ofrezca recompensas por la finalización satisfactoria de las tareas que su hijo haya entendido claramente.
Establezca plazos realistas. A los niños con TDAH les lleva más tiempo realizar las tareas de casa que las que se realizan en el colegio.
Anime a su hijo a que se fije sus propios tiempos para hacer los deberes. Esto aumenta el interés y puede hacer que acelere el ritmo para “ganar al reloj” (que actúa como factor de motivación) y terminar antes de la hora señalada
Ofrezca recompensas como: Permitirle dedicar más tiempo al ordenador o a ver la TV Ofrecerle comentarios positivos sobre los resultados en el colegio Permitirle irse a la cama más tarde el viernes por la noche Leerle un cuento o jugar con él. Los padres deben comprobar siempre si la recompensa es válida averiguando qué es lo que motiva más al niño. La recompensa tiene que ser algo que su hijo desee mucho, de lo contrario, no funcionará.


Bibliografía : guia de detecció i intervenció del COPC

1 comentario:

  1. Muy buenas recomendaciones.Un material muy útil para orientar a las familias!!

    BESITOS Y FELIZ DOMINGO

    ResponderEliminar