Este blog no pretende ser una recopilación de páginas relativas al mundo de la educación, para eso ya existen muchas webs que cumplen de sobra con esta función. Mi única pretensión es compartir mis experiencias y aprendizaje en este campo tan fascisnante de la psicopedagogia

Seguidores

ENTRA EN LA NUEVA PAGINA DE GUIAS PRACTICAS

16 de enero de 2013

PROBLEMAS DE LENGUAJE



Aplicamos este término cuando estamos ante una  dificultad de adquirir o usar el lenguaje. En los niños, se denominan trastornos en el desarrollo del lenguaje y su gravedad varía mucho de un niño a otro.

Cuando hablamos de trastorno específico del lenguaje (TEL)  hablamos de un retraso en la adquisición del lenguaje bastante evidente,  al menos uno o dos años respecto de la edad cronológica del alumno. Esto se traduce en problemas expresivos que consisten, por ejemplo, en dificultad para articular los fonemas de una palabra. Y también pueden coexistir problemas de tipo comprensivo y expresivo, en que el alumno no sólo tiene dificultades para pronunciar en forma correcta, sino para comprender aquello que está leyendo o escuchando.

Los principales síntomas presentados son:

1.    Dificultad en hablar y comprender el lenguaje hablado

2.    Gramática pobre y vocabulario limitado

3.    Dificultad en leer y escribir

 

Fases adquisición del leguaje,

Atención a los signos de alerta!

La primera fase del lenguaje la encontramos en el balbuceo, éste es un indicador de que el bebé está produciendo su primera estructura básica para hablar .El primer signo de alerta  que podemos encontrar de manera evolutiva es la de falta de balbuceo en un bebé.

Para fomentar el balbuceo es importante hablarles a los bebés

La segunda fase del lenguaje, que se presenta entre los siete y los 14 meses, se caracteriza porque el bebé repite constantemente una sílaba de manera continua.

Aproximadamente para los 14 o 15 meses el bebé ya empezará a imitar sonidos de manera más constante, ya tendrá claras ciertas palabras ( mamá, papá , agua, tambien acostumbran a  emplear una palabra para nombrar varias cosas)

Durante esta fase es importante hablarles, explicarle verbalmente las cosas

La siguiente fase del lenguaje es de los 18 meses a los tres años, durante la cual el niño irá día a día aprendiendo nuevas palabras e integrándolas a su vocabulario,

A partir de los tres años, aproximadamente, el niño iniciará su lenguaje telegráfico, el cual consiste en unir dos o más frases, todavía con pocos conectivos, con irregularidad en los tiempos verbales y con algunas yuxtaposiciones.

De los tres a los cinco o seis años de edad el niño establece ya una estructura gramatical correcta, emplea los conectivos de manera adecuada y maneja regularmente casi todas las conjugaciones verbales, también el vocabulario se ve enriquecido de manera importante.

 

A partir de los seis años el niño va  estructurando su lenguaje de manera cada vez más compleja y que ya no tenga problemas en la pronunciación de todos los fonemas .

 

PROBLEMAS ESPECÍFICOS DEL APRENDIZAJE

Se refiere a la dificultad para comprender y utilizar el lenguaje escrito y hablado. Los individuos con esta dificultad pueden presentar problemas con la lectura, la escritura, el habla, la concentración y alteraciones con cálculos matemáticos.

RECOMENDACIONES

- Los niños que presentan TEL, tienen seriamente comprometida la  comprensión lectora, por lo que hacerles leer textos complejos redunda en su autoestima y motivación,  hay que partir de textos sencillo, divertidos que sean motivantes.

- Dada su dificultad para interpretar los mensajes verbales,  hay que asegurar que ha entendido la indicación, así que en la medida de lo posible utilizar un lenguaje familiar, simple y fácilmente comprensivo.

- Protegerlo de la posible marginación entre sus compañeros,  alerta de posible acoso.

- Repetir  en la medida de lo posible de manera individual . aspectos esenciales de la clase, instrucciones dadas, deberes…

-  El idioma añadido  suele ser un hándicap  para estos niños, el aprendizaje de un idioma extranjero debería flexibilizarse.

-  En la medida de lo posible hay que facilitarle el discurso cuando intenta explicar algo y no mostrar impaciencia si por el contrario es lento o repetitivo.

- Los errores  hay que corregirlos, intentaremos  con sutileza  corregir, pero evitar que se convierta en una interrupción constante que daña el discurso y la autoestima  del niño. Así que ante un discurso confuso le repetiremos la frase con el fin que escuche la interpretación de lo que ha dicho.

- La dificultad para la comunicación puede generar tensión y en consecuencia problemas de  conducta, la mejor opción es intervenir no sobre la conducta , sino que lo que se debe intentar es favorecer, facilitar la expresión de sentimientos a fin de poder comprender la situación.

Existe una gran comorbilidad entre los trastornos del lenguaje con el TDAH y  la Dislexia.

Cuando nos encontramos con problemas de lectura a menudo se plantea la posibilidad de una visión incorrecta, el importante un descartar en un primer momento problemas de visión.

 

REF. BIBLIOGRAFICAS:

 -      J. Vicebte “ Trastornos del Lenguaje y la memoria, ed. Uoc 2005
- N. Buisan, C. Carmona y  otros “El niño incomprendido”  ed. Amat  Barcelona 2009



No hay comentarios:

Publicar un comentario